Saltar al contenido
Mi báscula me odia

La dieta del huevo. ¿Es realmente efectiva?

16 octubre, 2017

Hola motivad@.

¿Sirve la dieta del huevo? ¿Hasta qué punto es efectiva?

Me encantan las dietas rápidas porque son muy predecibles. Venden unos resultados que saben que se van a cosechar, por eso tiene tan rápida difusión, válgame la redundancia. Y al público le encanta el concepto de perder mucho peso en poco tiempo, qué duda cabe.

En Mi báscula me odia apostamos por las dietas saludables y sostenibles, pero también comprendemos que, en un momento dado, alguien quiera hacer un esprint de última hora. Por eso hoy voy a analizar esta dieta que tanto auge está tomando en la red.

Como hacer la dieta del huevo

El esquema es muy sencillo de entender y se basa en 5 comidas diarias principales, un almuerzo y una merienda.

Como su propio nombre indica, nos vamos a hinchar a comer huevo. Eso es seguro. Y que nadie comience a temblar y saque la bandera del colesterol que me lo cargo. Voy a dar mi opinión sobre esta dieta desde el punto de vista de su balanceo de nutrientes, sus calorías y su adherencia. En esta entrada, en el apartado “La comida. Tercera ingesta, tercera batalla”, hago un recopilatorio de varios estudios a favor del huevo. Si alguien tiene terrores nocturnos con este tema que se pasee un rato por esos artículos.

Conceptos básicos

Pues son bastante sencillos de entender. Hay que comer muchos huevos al cabo del día, acompañados de otros alimentos escogidos después de una concienzuda elección. Sus normas básicas que seguir son las siguiente:

  • Se pueden tomarlas infusiones que se quieran, mucha agua (al menos 2 litros) menos en las comidas
  • Se ha de repetir el mismo tipo de fruta todo el día. Si empiezas con manzanas acabas con manzanas (no se sabe muy bien por qué)
  • Puedes hacer una comida de libre elección a la semana sin pasarse (solo faltaba)
  • Prohibido el azúcar para endulzar. Admitidos los edulcorantes
  • No hacer más de 2 semanas seguidas (o corres el riesgo de volverte majara)

Ejemplo de menú en un día cualquiera

Pues esto es lo que habría que comer más o menos:

DESAYUNO

  • Café solo o con leche desnatada sin azúcar. Bocadillo de tortilla francesa (de 2 huevos espero). Se puede cambiar la tortilla por una lata de atún, eso sí, con el aceite bien escurrido

ALMUERZO

  • Una pieza de fruta. Manzana, por ejemplo

COMIDA

  • Huevos como quieras menos fritos (entonces ya no es como quieras). Verduras a la plancha, horno o puré. Ensalada sin queso ni palitos de mar (supongo que será de lechuga, tomate y cebolla)

MERIENDA

  • La misma que en el almuerzo

CENA

  • Huevos como quieras menos fritos. Fruta. Si hay mucha hambre (cachondos) comer un filete de pechuga o una lata de atún bien, bien escurrido. Pero de forma muy excepcional

Autoridad detrás de esta dieta

Según se comenta esta dieta está prescrita por un especialista, endocrino y psicólogo totalmente desconocido, pero que reside en Barcelona (España).

Ese mismo especialista dice que si comes sano después de hacer la dieta no te preocupes por el efecto rebote. Esto me hace mucha gracia, lo siento.

Y más o menos así es cómo se debe hacer la dieta del huevo. ¿Es efectiva? Pues vamos a analizarlo.

¿Sirve la dieta del huevo para adelgazar?

Pues siendo sinceros, sí. Y a la velocidad del rayo.

Veamos la ingesta calórica de esta dieta. El ejemplo que he elegido es con tortillas de 2 huevos, manzana de almuerzo y merienda, siendo también la fruta de la cena. Y poniéndonos en el caso de que sea un día con hambre, por lo que he añadido un filete de pechuga a la cena.

Análisis calórico de la dieta del huevo

No cuento cafés ni infusiones en el conteo calórico puesto que apenas aportan nada. No sería relevante.

Veamos unas infografías chulas que me he currado con las tres comidas principales:

Como podemos ver, a parte de la evidente monotonía de las ingestas, la cantidad de calorías en cada comida es bastante baja, con una media de 500 por comida principal. Y eso contando que he añadido de forma deliberada el filete de pechuga en la cena porque es un día en el que nos hemos vuelto locos.

Contando las 2 manzanas del almuerzo tenemos una ingesta total de calorías de 1535 kCal.

Observaciones

Pues tengo unas cuantas.

En primer lugar, quiero hablar sobre dónde está el éxito en esta dieta. Si la dieta del huevo funciona es por su baja cantidad de calorías. Punto. No hay otra razón. El huevo tiene un montón de buenas propiedades y es un alimento saludable a más no poder, pero no tiene atribuciones mágicas.

Un hombre adulto de 85 kilos, d entre 25 y 40 años con una actividad ligera en su día a día gasta una media de 2800 kCal al día.

Una mujer con los mismos parámetros y con un peso de 65 kilos gasta unas 2100 kCal.

Por tanto, con una ingesta de 1500 kCal tendremos un déficit semanal de 3500-3800 kCal en el caso de las mujeres y perderemos una buena cantidad de peso. En el caso de un hombre su déficit será de 8500 kCal, por lo que es bastante probable que, aparte de pasar más hambre que un lobo abandonado, pierda peso como si estuviera en un campo de concentración.

Efectos secundarios

El primero es obvio. Perderemos peso.

El segundo y no menos importante es que nuestro cuerpo va a catabolizar el músculo. Por tanto, no solo perderemos grasa. Esas mujeres que buscan contornear su figura que se vayan olvidando. La báscula ofrecerá una cifra agradable a la vista. Pero el espejo no mostrará una gran imagen.

Por otro lado, no entiendo la necesidad de tener que torturar nuestra cabeza comiendo una y otra vez lo mismo. Se pueden conseguir efectos similares variando la ingesta y con un aporte calórico muy similar.

Tampoco entiendo que se tenga que hacer una restricción calórica tan a lo bestia. Comprendo la necesidad de una bajada rápida de peso en un momento dado. Pero cualquier cambio en ese sentido debe ser planteado a largo plazo y de una forma más sostenible. De lo contrario, una vez cumplidas las dos semanas, la necesidad de ir corriendo a devorar cualquier alimento prohibido será irrefrenable. Menos pasar calamidades y más balanceo de dieta.

Y esa puñetera manía por lo light, lo descremado, las latas de atún escurridas al máximo… Oye, pues una dieta basada en chupar las hojas de geranio también adelgaza. Puestos a ser light. La industria lleva cuarenta años con los dichosos productos light y bajos en grasa y aquí no paran de haber gordos y gordas. Igual eso no es la solución, ¿no crees?

Propuesta alternativa

He querido plantear un ejemplo alternativo con un menú del día. Las cantidades calóricas serán similares pero los alimentos no.

La idea es plantear que se puede hacer un menú muy saludable, con un control calórico importante y con un nivel de saciedad muy elevado.

Análisis calórico de la propuesta alternativa

Me he querido ceñir a unas calorías similares para que el experimento tenga sentido.

El esquema sería el mismo, con 5 ingestas al día. El almuerzo y la merienda sería un huevo duro, para no hacer desaparecer del todo el huevo y para recibir su gran aporte saciante.

La cosa quedaría como sigue:

Añadiendo las calorías de los 2 huevos duros del almuerzo y la merienda. Incluso añadiendo dos manzanas de postre para la comida y la cena, la ingesta calórica diaria estaría en 1856 kCal.

Muchos diréis que es una barbaridad añadir 300 kCal. Pues he de decir que quien piense eso tienen un verdadero problema en su cabeza. Esa misma persona es la que va corriendo después de las dos semanas y se come 2 dunkin donuts, tragándose en 3 minutos 680 kClal. ¿Lo vamos pillando?

La cantidad de comida que propongo es mucho mayor. Su nivel de saciedad es también mucho más elevado. Y, adivina qué, ¡también perderás peso! Toma ya. Si lo tiene todo.

Efectos secundarios de esta propuesta

En primer lugar, el mismo que la otra: perderás peso.

En segundo lugar, estarás más saciado. Has aumentado la ingesta de grasas saludables y tu cerebro lo agradecerá. El balance entre macros es mejor.

No necesitas comerte el bocadillo de pan en el desayuno. Te recuerdo que el pan es un alimento con un índice glucémico enorme, mayor que el del azúcar blanco. Y la dieta te dice que lo tomes todo desgrasado, sin azúcar y demás. ¿Y luego te metes un bocadillo de pan?

La sensación “estoy comiendo de todo y adelgazo” estará muy presente en un ejemplo de dieta similar a este. Su adherencia, por tanto, será mucho mayor.

Al no ser tan radical en cuanto a la ingestión calórica no catabolizarás tanto, por lo que adelgazarás más despacio, pero de forma más saludable. Te gustará más lo que ves en el espejo.

Qué es lo que no te ofrece mi propuesta

Pues en primer lugar no es una dieta milagro.

Es una alimentación balanceada. No vas a perder diez kilos en 2 semanas como promete la dieta del huevo. Perderás 4 como mucho en las primeras semanas. Luego unos 2 al mes, pero de forma continua.

El día que hagas la cheat meal, o comida libre no te penalizará como con la del huevo. Tu hígado no tendrá tanta necesidad de recargar tus reservas de glucógeno y tu cuerpo no necesitará hincharse de líquido porque no estás en restricción extrema. ¿Necesitas que te recuerde que tu cuerpo es un gran ahorrador? Si siempre lo sometes a crisis siempre ahorrará en cuanto pueda.

Comprendo que en los mentideros de internet se reclame de forma continua este tipo de dietas que son pan para hoy y hambre para mañana, aunque el hambre lo pases hoy también. Y más cuando vienen avalada por un especialista, endocrino y psicólogo al que nadie conoce. Hay necesidad de llenar huecos…

O sea que abandona el glamour de la dieta del huevo, la del pepino, la del limón en ayunas o la que te dé la gana. Lleva una vida equilibrada, comiendo de todo, abandonando el sedentarismo y con una mente enfocada en objetivos a medio y largo plazo, no al corto plazo.

Yo llevo perdiendo de forma sostenida una media de 1,5 a 2 kilos mensuales desde hace 8 meses. Eso arroja una pérdida total de 15 kilos de forma sostenible, saludable y sin renunciar a nada. Ayudándome con deporte y ejercicios de meditación, todo sea dicho. Y cuando quiero un trozo de tarta me lo como y no voy desmayándome por los rincones.

Haz lo que quieras, pero hazlo sostenible y saludable.

Cuéntame cómo lo vas a hacer.

 

¿Tienes problemas en tu relación con la comida?

Descárgate ​gratis mi eBook HAMBRE EMOCIONAL | Guía de 7 pasos para combatirla. 

Descubrirás todo lo que puedes hacer con lo que ya tienes en tu interior