Saltar al contenido

Hago deporte y dieta y no adelgazo ¿Qué hago mal?

Un mantra que se repite demasiadas veces es el de hacer deporte y dieta y no adelgazar. Esto no tiene que ser necesariamente malo si no tienes un sobrepeso excesivo que te impida realizar tus funciones normales. Me explico.

Si eres de esas personas que pesa 70 kilos y su normo peso es 65, pues hombre, mucho problema no veo ahí. Tu pérdida de peso se debería centrar en una alimentación muy específica para eliminar esos kilos finales. Te recomiendo que tengas bien claro por qué quieres llegar a ese objetivo, más que nada para no frustrarte.

Pero si tu caso es que pesas 98 kilos y tu objetivo son 75, ahí sí que tenemos trabajo por hacer. Voy a intentar sintetizar las causas más comunes de estos estancamientos, así como sus posibles soluciones. 

Por tanto, hoy, en Mi Báscula Me Odia , vamos a poner sobre el papel lo que en realidad hacemos y no nos damos cuenta.

 El deporte y la dieta van de la mano

Premisas para empezar: me es indiferente si eres hombre o mujer. Voy a exponer casos generales. Para casos particulares y objetivos concretos deberías contactar con un nutricionista y un entrenador personal. Si no dispones de ello, pues con las líneas maestras que te expondré puedes comenzar.

Solo cuando estás sudando, en pleno esfuerzo, con el pulso acelerado y preguntándote por qué puñetas estás padeciendo tanto puedes decir que estás haciendo deporte. Clic para tuitear

Quiero hablar del ejemplo de una persona que acude al gimnasio 3 veces a la semana, come ensaladas, productos con poca grasa; se cuida de no beber alcohol en demasía y mantiene una ratio de sedentarismo/actividad dentro de unos cánones aceptables…

obesidad
Los kilos que has de perder que sean los que realmente te sobran. No te obsesiones. Y el ejercicio siempre. No es negociable

¿Qué es aceptable? Me parece que eso deberías tenerlo claro. Pero si no es así, recapitulemos:

 Alternar periodos de estar sentado con periodos de estar de pie de forma habitual

 Ir andando a los sitios siempre y cuando se pueda. Si trabajas a 25 kilómetros de casa no vas a ir andando. Eso se sobreentiende

 No abusar de las horas frente al televisor

 Dormir de 7 a 8 horas todos los días

 Reservar tu cuota de tiempo para la actividad física diaria

Podemos seguir, pero creo que queda claro.

 Qué es deporte y qué no es deporte

Puede parecer de Perogrullo, pero vamos a aclararlo. La actividad deportiva solo es la que realizas en movimiento, con esfuerzo, dando igual la disciplina. No es actividad deportiva ir al gimnasio, ni volver de él. Sobre todo, cuando vas en coche. Tampoco es actividad deportiva trabajar.

No es actividad deportiva ducharse en el gym, ni hablar con los colegas en el gym, ni tomar el batido post entreno en el gym.

Solo cuando estás sudando, en pleno esfuerzo, con el pulso acelerado y preguntándote por qué puñetas estás padeciendo tanto puedes decir que estás haciendo deporte.

Esto lo quiero dejar claro porque nos ayudará mucho para identificar las razones por las que no perdemos peso. Si en todo el proceso desde que sales de casa hasta que vuelves del gimnasio has invertido 2 horas, no has estado 2 horas entrenando. Mide bien cuánto tiempo real de actividad física has tenido y organiza tu tiempo. Puede que te sorprendas.

 Qué es dieta y qué no es dieta

Establezcamos, de forma parecida al punto anterior, esas pequeñas (a veces no tan pequeñas) cosas que hacemos que bombardean nuestra línea de flotación.

No es dieta dejar de comer sin ton ni son siempre y cuando no obedezca a un plan de ayuno intermitente programado. Matarse de hambre varios días para después devorar todo lo que se mueve el fin de semana, tampoco es saludable.

dieta
El Gecko tiene claro lo que debe comer para sobrevivir y estar en forma. Nosotros muchas veces no

Si te ciñes a un plan de alimentación y un día a la semana te lo saltas para una comida o una cena, no pasa nada. Ya he hablado mucho de esto. Pero si empiezas con la cervecita del viernes y acabas con el bol de palomitas en el cine el domingo por la tarde, pues tenemos un problema.

Estás comiendo ligero 4 días y devorando a Zeus por los pies los 3 días restantes. No te extrañes si luego la báscula y tus medidas corporales no se alteran, o lo hacen hacia arriba.

Y dicho esto, vamos a ver cómo conjuntamos ambas cosas.

 La planificación de nuestras actividades diarias

Se dice que no hay malos planes, sino malas ejecuciones. Y en el fondo es muy cierto.

No es dieta dejar de comer sin ton ni son siempre y cuando no obedezca a un plan de ayuno intermitente programado. Clic para tuitear

Todas las dietas funcionan. Todos los deportes funcionan. Y si encima se hacen las cosas bien, ya ni te cuento.

 Cómprate una libreta

O bájate una aplicación para el móvil, me da igual, pero debes apuntar lo que haces.

No quiero que modificas absolutamente nada de tus actividades diarias de momento. Lo que quiero es que anotes con todo lujo de detalle lo que realizas durante el día.

Sé que puede ser lioso y aburrido, pero es crucial para progresar. Pongamos un ejemplo.

Busca siempre el equilibrio entre el GYM y el ÑAM. Es un arte que te llevará toda una vida aprender

 Un día cualquiera en mi diario

El ejemplo voy a ser yo en un día cualquiera de mi semana en un futuro lejano:

Miércoles, 18 de octubre de 2051 (cae en miércoles, que lo he mirado)

 He desayunado revuelto de huevos con pimiento y panceta, más un té verde

 He tenido un día activo porque estoy cambiando pantallas de iluminación del techo de un local y me he subido y bajado de la escalera varias veces

 He almorzado un café y media tostada con mantequilla

 He comido un filete de salmón a la plancha con ensalada. De postre cuajada y dos onzas de chocolate sin azúcar. También he tomado un cortado

 Me he tomado la tarde libre y he estado leyendo en el sofá. Luego he visto una peli y me he comido media bolsa de pipas. Mi madre me había traído rosquillas caseras el fin de semana. Me he comido 2 con un café después de las pipas

 A las 7 de la tarde me he ido a correr 5 kilómetros y he hecho un poco de ejercicio en las barras (calistenia). Me duelen los brazos

 He cenado un batido espeso de fruta y verdura. Me he comido otras dos onzas de chocolate sin azúcar. A las 11 de la noche me he acostado.

Y esto, aunque sea un poco tedioso, lo debes hacer todos los días. Puedes ser más breve. No te hace falta poner detalles siempre y cuando sepas interpretarlo al leerlo. De ahí extraeremos la información que necesitamos. Y créeme, hay mucha.

Vamos con un segundo ejemplo.

 Un domingo cualquiera en mi diario

Los domingos es el día que normalmente descanso. A veces salgo a hacer power walking, pero no siempre. Suele ser un día, salvo compromisos sociales, bastante sedentario.

La cosa queda así:

Domingo 22 de octubre de 2051

 He desayunado café con leche y tostadas. Me he levantado tarde

 Me salto el almuerzo, pero preparamos un aperitivo de picoteo a las 13:00. Me tomo dos cervezas

 La comida es paella y pan con tomate y alioli. Me bebo otra cerveza. El postre es un poco de bizcocho casero

 Una manzana a media tarde

 No salgo a andar porque hace mal tiempo. Maratón en Netflix con pipas

 Ceno un batido espeso de frutas

Y se acabaron los ejemplos.

Que buena pinta, qué accesible y barato. ¿Lo puedes comer? Sólo si te lo has ganado

 Comprendiendo por qué a veces se hace deporte y dieta y no se adelgaza

En el ejemplo que he puesto se puede ver con facilidad dónde están los fallos. Pensarás que es evidente. Leyéndolo cualquiera de da cuenta de que sobran las pipas, al menos una de las dos tomas de chocolate y las rosquillas.

En el caso del domingo se puede bajar la cantidad de cervezas y de picoteo, o renunciar al pan con tomate y alioli. No pasa nada por la maratón de Netflix, ¿pero otra vez pipas?

Si hemos llegado a estas conclusiones es porque he apuntado todo lo que ha ocurrido, sin dejarme nada. Ocultarnos información a nosotros mismos no resuelve nuestros problemas. Aquí no se juzga a nadie. No mires a otro lado con tus asuntos.

 Reparto calórico y deporte

El deporte nos mantiene en forma. Nos da agilidad, resistencia y calidad de vida, pero no adelgaza. De hecho, suele dar más hambre. A no ser que hagas una cantidad de brutal de ejercicio, cosa que no suele ser lo común. Hacer deporte y dieta no es garantía de nada.

Mantener a raya los kilos es un trabajo combinado de deporte y dieta controlada. Cuentan las calorías y su calidad. 500 calorías de donuts y 500 calorías de frutos secos son la misma fuente de energía en términos absolutos, pero a tu cuerpo no le sienta igual de bien una que otra.

No te engañes. Que eso está muy feo

Por tanto, para terminar, podemos hacer el siguiente resumen:

Realiza una actividad física de, al menos, 30-40 minutos reales de 3 a cinco veces por semana

Lleva un diario de tus ingestas y de tu actividad fuera de los entrenamientos y revísala constantemente

Corrige los excesos de ingestas y de sedentarismo. No es malo hacer pereza algún día, pero que no sea lo normal

Asegúrate de que tus alimentos estén formados por comida real. Importan las calorías y su procedencia

Y, sobre todo, no te engañes. Es tu cuerpo y tu vida

Haz la prueba durante dos semanas y repasa tu actividad al terminar. La respuesta aparecerá sola.

Comparte esto con quien creas que le pude ser de utilidad.

Resumen
Hago deporte y dieta y no adelgazo ¿Qué hago mal?
Nombre del Artículo
Hago deporte y dieta y no adelgazo ¿Qué hago mal?
Descripción
El deporte nos mantiene en forma. Nos da agilidad, resistencia y calidad de vida, pero no adelgaza. De hecho, suele dar más hambre. A no ser que hagas una cantidad de brutal de ejercicio, cosa que no suele ser lo común. Hacer deporte y dieta no es garantía de nada. Mantener a raya los kilos es un trabajo combinado de deporte y dieta controlada. Cuentan las calorías y su calidad. 500 calorías de donuts y 500 calorías de frutos secos son la misma fuente de energía en términos absolutos, pero a tu cuerpo no le sienta igual de bien una que otra.
Autor
Editado por
Mi Báscula Me Odia
Logo