Saltar al contenido

Hamburguesas caseras. 3 recetas para triunfar

Segunda parte sobre mi monográfico de las hamburguesas. En este capítulo tocan las hamburguesas caseras. Y prometo que va a ser muy visual.

Que comer es un placer es algo que queda fuera de toda duda. Todos los grandes eventos de nuestra vida, los más sonoros y trascendentes, ruedan alrededor de la buena mesa y la buena bebida.

Otro de esos grandes placeres es crear esas pequeñas obras maestras que degustarán los invitados, amigos y demás personas, de quien esperas con anhelo que griten a los cuatro vientos lo maravillosa que estaba tu comida. Créeme, ese es un maldito gran placer.

De mover el hocico va hoy la cosa. Si la semana pasada desmembraba seis tipos de carne de hamburguesa industrial, hoy voy a plantear unas alternativas muy suculentas. Para ello se requiere tiempo, unos pocos ingredientes y un mucho de querer comer sano y rico.

Así que sin más, hoy, en Mi Báscula Me Odia , nos colocamos el delantal y nos ponemos delante de los fogones. ¡Oído, cocina!

 3 tipos de hamburguesas caseras

Voy a dar tres recetas de hamburguesas caseras pero con una pequeña trampa.

En realidad tenemos que crear una única receta base sobre la cual trabajaremos para hacer varias versiones. Esa base puede ser utilizada para múltiples recetas más, como relleno de lasañas, de berenjenas al horno, o lo que tu imaginación te dicte.

Luego haremos dos versiones a partir de esa base y tendremos nuestras tres recetas.

Así que, sin más, veamos los ingredientes necesarios.

 Ingredientes base para la masa de hamburguesa

La mezcla de carne puede ser a gusto, pero yo utilizo la siguiente proporción:

 ½ kilo de magra de ternera al corte

 ½ kilo de magro de cerdo al corte

 ¼ kilo de panceta de cerdo

Lo pides en la carnicería y te la picaran con la máquina en un santiamén. Olvídate de comprar esos preparados cárnicos ya picados. Pide la carne en trozos y que la piquen en la máquina.

Esta base es la que yo suelo utilizar, pero si te apetece mezclar pechuga de pollo o pavo, u otras partes del cerdo como el secreto, eso ya es cosa tuya. ¡Experimentar os hará libres!

 Ingredientes para darle umami a la carne

Esta segunda parte de los ingredientes base incluye lo que yo le añado a la carne picada antes de empezar a darle otros sabores más exóticos.

Estos ingredientes son:

 2 Huevos

 Dientes de ajo machacados al gusto

 Arrowroot

 Perejil

 Cebolla

 Pimienta

 Sal

El arrowroot es una harina procedente de plantas como la yuca que no contiene gluten de forma natural y apenas altera el sabor de los alimentos. Es sencillo de digerir y tiene mucho potasio, hierro y vitamina B.

En caso de no tener arrowroot se puede usar harina de maíz, de espelta o cualquier otra variedad. No recomiendo la harina blanca refinada porque no nos aporta absolutamente nada. Lo necesitamos para espesar la mezcla.

 Todo listo para hacer la base de las hamburguesas caseras

Ya podemos comenzar con nuestras hamburguesas. A poco que hayas cocinado te darás cuenta de que estos ingredientes conforman la receta de unas pelotas, o de un filete ruso. Es una mezcla muy común.

En esencia es así. Lo que estamos haciendo con esto es que, desde un principio, nuestra carne esté sabrosa con lo que le añadamos, huyendo de los saborizantes y otras cosas extrañas como las que comenté en el artículo anterior.

Por las mismas razones, puedes modificar esta base a tu antojo. Lo bueno es que si haces raciones y la congelas tal cual, puedes disponer de ella para tus mezclas cuando quieras.

Vamos ya con la preparación de la base y las distintas versiones de las hamburguesas caseras de hoy.

 Preparación de la masa base de hamburguesa casera

Una vez que tengamos listos todos los ingredientes empezamos con la mezcla.

Yo he preparado primero una versión simple de la masa que incluiría la mezcla de carne picada sugerida, ajo, huevo y al arrowroot.

Luego me decanté por añadir espinacas y cebolla a la base. Me pareció que le daba más alegría al conjunto desde un principio. Aunque no se vea el perejil, la sal y la pimienta en las fotos se lo añadí más tarde. Aunque esto es a gustos.

Estos fueron los ingredientes usados en la base:

 La primera mezcla

Empezamos a mezclar los ingredientes de nuestra hamburguesa casera en un bol de cristal. Añadimos la cebolla.

Luego el ajo picado:

Los dos huevos. Fueron dos al final por la gran cantidad de carne que había.

Reservé la mezcla mientras cocía las espinacas. Se pueden añadir crudas pero soltarán mucha agua al asar las hamburguesas, por lo que recomiendo que se cuezan antes de ser añadidas al conjunto.

Pues cociendo la gasolina de Popeye aquí:

Luego las escurrimos bien intentando eliminar la mayor cantidad de agua. Madre mía, se quedan en nada:

Las ponemos sobre la tabla y las picamos bien para que se desperdigue por la mezcla. No sería agradable encontrar una hoja o un tallo demasiado grande cuando comemos.

Y lo añadimos a la mezcla, que nos estaba esperando aburrida en un rincón de la cocina.

Por último añadimos el arrowroot o la harina que tengamos disponible:

Y a amasar un ratito hasta que la mezcla quede homogénea. Despùeés de unos minutos mezclándola con las manos así quedó el resultado:

Y con esto ya tenemos nuestra masa base para hacer las hamburguesas caseras.

Ten claro que las puedes consumir tal cual. Ya estarían listas y te garantizo que están de muerte. Pero vamos a darle un par de toques chulos a esta mezcla en seguida.

Antes les daremos forma y las envasaremos para poder congelarlas.

 Moldeado de la hamburguesa y envasado

Te recomiendo hacer hamburguesas de no más de 150 gramos. Con una buena guarnición es más que suficiente para una comida o una cena.

A parte, con más peso salen demasiado grandes. Es preferible hacer dos si somos carnívoros de primera división.

Lo primero es pesar una cantidad de masa de 150 gramos y darles forma redonda, como estas:

Servirían para hacer pelotas de cocido tranquilamente.

A continuación, extendemos papel film transparente sobre la encimera y colocamos un par de pelotas sobre el film.

Ponemos otro trozo de film del mismo tamaño encima y empezamos a chafar con cuidado la masa.

Le tenemos que dar forma redonda en el proceso para que nuestras hamburguesas caseras luzcan de maravilla.

Luego recortamos los bordes sobrantes de plástico con unas tijeras y ya están listas para ser congeladas.

Haciendo la cantidad que he propuesto salen 9 hamburguesas, por lo que la idea de envasarlas para congelar es interesante, a no ser que hayas invitado a los amigos. En ese caso…

Y ahora vamos con las dos versiones alternativas

 Hamburguesas caseras con manzana y curri

Tan sencillo como añadir esos ingredientes a nuestra masa base.

Troceamos la manzana en pedazos pequeños, pero no demasiado, y se lo añadimos a la masa.

Mezclamos bien y le damos forma. Luego seguimos el proceso de formado y envasado que he propuesto más arriba y ya lo tendríamos. Una interesante versión de hamburguesa casera.

Vamos con otra.

 Hamburguesas caseras con pimiento choricero y chile picado

Hagamos cosas diferentes de vez en cuando.

En esta me puse creativo y te recomiendo que lo hagas. ¿Qué tienes por la nevera? ¿Un poco de queso? Pues trocéalo y se lo añades. ¿Y qué tal una cucharada de mostaza de Dijon? Pues para adentro. Lo que se te ocurra. Va a estar de rechupete seguro.

En este caso yo tenía un bote con carne de pimiento choricero y otro bote con Sambal Oelek, el típico picante de los restaurantes chinos. Que no es más que chile picado en aceite. Pues se lo añadí a la mezcla base.

Y como ya te he dicho. Todo bien amasado, con forma y envasado.

 Resultado final

Al final hice un total de nueve hamburguesas. El resultado fue el siguiente.

Como puedes ver dan ganas de devorarlas solo con verlas. ¿No te recuerdan a las mezclas de algunas carnicerías? Pues es lo mismo, solo que más rico y con menos cosas raras.

Tarde una hora en realizar todo el proceso. Nosotros somos 3 en casa y con esas cantidades me he asegurado 3 cenas o 3 comidas muy sabrosas.

Así fue la cena de esa noche:

Y lo más increíble de todo es el precio de esta receta. La carne me costó 7,80€. Podemos estimar unos 5,00€ más contando todos los demás ingredientes. En total las 9 hamburguesas me han costado 12,00€, a 1,30€ cada una aproximadamente.

Esta claro que esta hamburguesa casera no es más barata que algunos de los preparados que mostré la semana pasada. Pero te garantizo que están infinitamente más ricas y te alimentan el alma de paso.

Y con este artículo termina el monográfico sobre las hamburguesas. Espero que te haya sido de utilidad y deseo que pongas en práctica tus propias recetas.

Acepto ideas de todo tipo, nuevas mezclas y nuevos sabores. Pásate por los comentarios y deja tu receta.

Resumen
Hamburguesas caseras. 3 recetas para triunfar
Nombre del Artículo
Hamburguesas caseras. 3 recetas para triunfar
Descripción
De mover el hocico va hoy la cosa. Si la semana pasada desmembraba seis tipos de carne de hamburguesa industrial, hoy voy a plantear unas alternativas muy suculentas. Para ello se requiere tiempo, unos pocos ingredientes y un mucho de querer comer sano y rico.
Autor
Editado por
Mi Báscula Me Odia
Logo