Saltar al contenido

La dieta el grupo sanguíneo ¿Tu sangre te adelgaza?

Dentro del heterogéneo mundo de las dietas y de la nutrición aparecen novedades cada cierto tiempo que nos hacen arquear una ceja. Este es lo que me ha pasado a mí con la dieta del grupo sanguíneo.

No es que haya salido ayer mismo precisamente, de hecho, sus primeros estudios se remontan a mediados de los noventa, y nos muestra que con cualquier punto de partida se puede plantear un sistema alimenticio.

Es especial porque basa su razón de ser en las particularidades de cada uno de los cuatro grupos sanguíneos que existen. Si creías que tener la sangre distinta no afectaba a tus michelines, pues te equivocas, insensato lector. Y lo vas a leer enseguida.

De esta manera, hoy, en Mi Báscula Me Odia , nos ponemos muy sangrientos para analizar y comprender la dieta del grupo sanguíneo.

Alea jacta est.

4 son los grupos sanguíneos como 4 fueron los jinetes del apocalipsis ¿relacion?

Los grupos sanguíneos

Existen 4 grupos sanguíneos principales: El cero, el A, el B y el AB. Dentro de esas cuatro clasificaciones se engloban todos los tipos de sangre que hay en la Tierra. Vamos a ver qué tiene de particular cada grupo.

Antes de continuar debo advertir que este tipo de dietas no goza de gran apoyo en la comunidad científica internacional (no sé por qué), entrando dentro de lo que denominamos dietas milagro, o dietas quijotescas, como me gusta llamarlas a mí.

Quiero hablar de ella por la misma razón por la que hablé en su día de la dieta del huevo, para que nos podamos formar una mejor opinión al respecto de estas extrañas alquimias.

Y dicho esto, vamos con los grupos sanguíneos y sus particularidades.

 

El grupo sanguíneo 0

El grupo primigenio, el original, el que se lleva el mérito de ser el elegido, el más puro, convirtiéndonos a todos los demás en tristes muggles.

Grupo creado para los amantes del mundo paleo, ya que tiene su origen en la época de cazadores recolectores que tanto aman los paleoadictos.

Parece ser que este grupo sanguíneo responde mejor a una alimentación basada en carnes, pescados, frutas, bayas y tubérculos. Evitando el trigo y sus derivados, granos de otro tipo y leche principalmente. Lo que sería el enfoque estrictamente paleo que todos conocemos.

 El grupo sanguíneo A

Se cree que sus primeras apariciones datan de la época en la que dejamos de viajar entre cuevas y nos asentamos para cultivar y criar ganado, origen de todos nuestros males.

Este grupo funciona bien con una dieta basada en verduras, frutas, granos, legumbres y muy poca carne y pescado.

Sin ser veganos, se acerca mucho al concepto de un ovo lacto vegetariano.

 El grupo sanguíneo B

A los de este grupo se les clasifica como nómadas. Se piensa que esta variedad sanguínea apareció de los pastores trashumantes que criaban ganado por su carne y su leche.

Al estar durante tanto tiempo viajando con el ganado y reduciendo sus recursos alimenticios a su carne y su leche, el grupo sanguíneo se adaptó.

Les funciona muy bien, por tanto, una dieta basada en carne de cordero, conejo o cualquier otra carne que no sea pollo ni cerdo. Acompañada de lácteos, legumbres y granos. Por alguna razón que se me escapa deben evitar las aceitunas, el tomate y el maíz.

 El grupo sanguíneo AB

Y llegamos al cuarto grupo sanguíneo, al que traerá el equilibrio a este sanguinario mundo. El resultante de recoger lo mejor de cada casa y hacerlo suyo. El único grupo capaz de poder comer todo lo que se menea y que le siente bien.

Este grupo no tendrá problemas con todo tipo de carnes, pescados y mariscos, frutas, bayas, granos y productos lácteos.

Ahora bien, deben cuidarse de tomar habas, carne de ternera, maíz, pollo y trigo sarraceno. Sobre todo después de las 12 de la noche, porque se pueden transformar en…

 Las incongruencias de cada grupo

Visto ya de forma muy general qué alimentos le vienen bien a cada grupo y cuáles no, vamos a ver unas cuantas incongruencias a bote pronto.

Antes un poco de ciencia, que no viene mal de vez en cuando.

 ¿Cuál es la diferencia entre un grupo sanguíneo y otro?

Pues existen dos diferencias principales entre un grupo sanguíneo y otro. A saber: los antígenos y el factor RH. Las características diferenciales se encuentran en la superficie de los glóbulos rojos.

 ¿Qué son los antígenos?

Pues para entendernos se podría definir como las llaves que abren las puertas blindadas que contienen nuestras hordas de anticuerpos y que hace que se active una respuesta inmune en nuestras carnes.

 ¿Qué es el factor RH?

Pues es una proteína que puede estar o no en la membrana de tus glóbulos rojos. Si está eres RH positivo, y si no está, pues RH negativo.

 ¿Y por qué no podemos recibir la sangre de cualquiera?

Por que los glóbulos rojos son muy suyos. Si tus glóbulo rojos son de tipo A (por ejemplo, del Real Madrid), no tolerarán a los del B (que son del FC Barcelona), haciendo que los antígenos abran las puertas de los anticuerpos y se líe la batalla campal.

Menos si tus glóbulos rojos son de tipo O (del Atletic). A todo el mundo le cae bien el tipo O, es buena gente. Pero él, en su fuero interno, también es muy suyo. Por lo que solo acepta a los que son como él. Por eso puede dar a todos pero solo puede recibir de los suyos.

Fácil de entender, ¿no?

 El maravilloso mundo de las incongruencias

Siempre digo que en el mundo de las dietas las teorías, las filias y las fobias superan casi siempre a los hechos.

Siempre es mejor creer que un vaso de agua con limón adelgaza, antes que un control calórico sin comida chatarra, un buen plan de alimentación junto con una actividad deportiva adecuada.

Para qué nos vamos a molestar en saber cocinar y comer si podemos arriesgar la suerte de nuestras lorzas a la mágica alquimia que se halla en un vaso de agua con un chorro de limón. Eso sí, el agua tibia. Ya que lo haces, hazlo bien.

Y luego sacamos a pasear a la virgen para que llueva…

Y aunque no sirve de gran cosa restregar estos errores cuando se bucea en el mundo de la fe (sí, hay mucha fe en las dietas), pues yo lo intento con ahínco, a ver si de darme muchos cabezazos espabilo y dejo de pelear un día de estos.

Así que, a lo mío.

¿Como hacen extracciones sanguíneas las patatas? Véase en la imagen

 ¿Qué pasa con la dieta del grupo 0?

En esencia no gran cosa, más allá de lo que ya dije sobre la dieta paleo en su día. Es un buen sistema de alimentación, pero se basa en restringir grupos, y a nadie le gusta que le restrinjan nada.

 La sangre más antigua

Tener el dudoso título de ser la sangre primigenia no significa gran cosa. De hecho, los científicos tampoco están muy de acuerdo en esto y piensa que la A es más antigua, pero en cualquier caso me parece irrelevante.

Basarse en la antigüedad de la sangre o el hecho de tener esta u otra proteína como razón por la que alguien tiene sobrepeso es como amarrar un barco con papel de fumar.

Eso otorga un papel fundamental a que la alimentación es lo que define nuestro grupo, por encima del entorno, la mezcla genética o la propia evolución de la especie. Que esté al mismo nivel no me importa, pero protagonista único…

 Problemas con el grupo A

Para este grupo, sea el primigenio o no, la alimentación basada en la agricultura y ganadería le favorecería de cara a una mejor dieta. Por tanto, cualquier otra población mundial que tenga ese mismo grupo sanguíneo y que se alimente de otra forma no podría existir.

Así que, por las místicas artes del Doctor Extraño, nos cargamos a los lapones, que se han alimentado de carnes rojas, leche de reno y pescados grasos, y de paso, a miles de aborígenes australianos alimentados con carnes grasas y médulas.

A ver, grupos étnicos díscolos que no encajáis con esta teoría, tenéis que desaparecer. Aunque haya individuos en vuestros aberrantes clanes con el grupo A, no son realmente del grupo. Son lo que el arquitecto de Matrix llamaría una anomalía en el código y hay que borrarla.

Como en el estudio de los siete países, lo que no nos interesa para la estadística, pues lo borramos y ya está.

 El grupo B y su trashumancia

No hay nada mejor que entrenar tu sangre mientras ves pastar a las cabras y a las ovejas a través de las estepas siberianas. Eso cambia a cualquiera.

Los poseedores de este grupo pueden comer tanta carne como les apetezca que no hay problema, pero cuidado con los tomates. Esos bichos rojos con pepitas ni tocarlos, que nos sientan fatal. ¿Qué os ha hecho el tomate, seres del grupo sanguíneo B?

Supongo que se habla del tomate como se puede hablar de cualquier otra fruta, dado que el tomate es una fruta. Y me imagino que cualquier persona con este grupo sanguíneo que esté obesa lo estará por ponerse ciego a tomates, manzanas y peras. Casi seguro estoy de ello. Si, si.

Pero me llama la atención más lo del maíz. ¿Por qué es un factor clave el maíz para este grupo? Lo será para los americanos, ¿pero para los europeos? ¿En qué les ha afectado evolutivamente un grano que no llega a Europa hasta que lo trajo Cristóbal Colón en el siglo XV?

¿Por qué a los grupos B de Europa les va a afectar el maíz si no lo habían probado en los anteriores 70.000 años?

Rubén, no preguntes más y sigue.

 El grupo definitivo: el AB

Como he dicho en su avance, el que traerá el equilibrio hemoglobínico a nuestras vidas.

Sería mucho suponer que si el grupo AB es una mezcla del grupo A y del B, lo que es bueno para cada uno de ellos lo sería para el AB. Pues no, lo siento.

Mezclar trashumantes con agricultores no da más que problemas. Es lo que tiene ser un sangre sucia. No sale nada bueno de mezclar un vegetariano con un carnívoro, y más si le das trigo sarraceno.

No quiero hacer más ironías al respecto porque creo que queda bastante claro ya. Bueno va, una más y ya.

¿Los del grupo AB deben tener cuidado con la carne de ternera y pollo? ¿Pueden comer cabra, yak, serpiente, águila real, topo, reno, mofeta, rata u ornitorrinco, pero no pollo ni ternera? ¿Eso excluye también al pavo, gallina, perdiz, codorniz o becada? Ay señor, me está dando flato…

 Las diferencias reales entre grupos sanguíneos

En esto sí que hay consenso. ¡Por fin!

Según las características de nuestro grupo sanguíneo somos más propensos a unos tipos de enfermedades que otros. Se han efectuado múltiples estudios científicos que así lo apuntan, pero falta mucho más trabajo al respecto.

Algunos de estos indicios serían:

 El grupo 0, por ejemplo, es resistente al cólera pero más susceptible a una infección por Helicobacter Pylori, una bacteria muy virulenta.

 Los grupos A y B son más propensos a tener cáncer de estómago que el grupo O

 Los del grupo AB son más propensos a enfermedades cardiovasculares

Una visión más transversal sobre lo que nos condiciona el grupo sanguíneo es muy necesaria.

 El trabajo por hacer

Como siempre, mucho.

Es difícil divulgar en este enconado mundo de la nutrición. Como he dicho muchas veces es más un mundo de gurús que de ciencia y certeza. La propia comunidad científica se saca los ojos a la mínima según el patrocinador de turno. Eso hace mucho más difícil la labor de divulgar. Y más a un don nadie como yo.

Yo no busco saber más que nadie. Solo busco coherencia y que no me rechinen las cosas que leo y oigo por ahí. Las redes sociales están infestadas de gente que plagia a gente y que repiten como loros lo que un o una gurú promulga.

Cuando leo cosas como que la dieta del grupo sanguíneo es un factor de obesidad en los tiempos que corren, pues me entristezco. Y mucho. Hemos tenido los mismos grupos sanguíneos durante miles de años. La plaga de obesidad actual tiene unas pocas décadas. Juzga por ti mismo.

No sé cuánto tiempo seguiré divulgando en este blog, pero mientras lo haga intentaré encontrar esa coherencia que tanto necesito para mi vida. Y si de paso alguien me lee, pues mucho mejor.

Volveré dentro de 7 días con algo que aún no he decidido. Hasta entonces, salud y cultura contra la locura.

Resumen
La dieta el grupo sanguíneo ¿Tu sangre te adelgaza?
Nombre del Artículo
La dieta el grupo sanguíneo ¿Tu sangre te adelgaza?
Descripción
Para este grupo sanguíneo, sea el primigenio o no, la alimentación basada en la agricultura y ganadería le favorecería de cara a una mejor dieta. Por tanto, cualquier otra población mundial que tenga ese mismo grupo sanguíneo y que se alimente de otra forma no podría existir. Así que, por las místicas artes del Doctor Extraño, nos cargamos a los lapones, que se han alimentado de carnes rojas, leche de reno y pescados grasos, y de paso, a miles de aborígenes australianos alimentados con carnes grasas y médulas.
Autor
Editado por
Mi Báscula Me Odia
Logo